¿Se deben cortar las uñas de un gato?

¿Se deben cortar las uñas de un gato?

Cuando tienes un gato, te pueden surgir varias dudas en las que necesites la asistencia de una clínica veterinaria en Alcobendas para que te la resuelvan. Y una de ellas puede ser si es correcto o no cortarle las uñas a un felino o por qué otras personas se deciden a cortar las uñas a un gato.

Lo primero que tendrán que saber en la clínica veterinaria en Alcobendas en la que consultes es si sale de casa o no. De ello depende esa decisión.

En el caso de los gatos que pasean libremente, no se le deben cortar las uñas porque estas le sirven para varias cosas:

- Explorar. Los gatos suelen usar sus garras para excavar y así conocer el entorno. También les sirven para trepar y cazar pequeños animales.

- Comunicarse con otros gatos. A través de los arañazos, dejan marcas olfativas y de carácter visual que entre ellos comprenden.

- Defensa. Ante el ataque de enemigos naturales y de depredadores, las garras le sirven a un gato para poder defenderse y que no le hagan daño.

Si un gato es casero, hay diversos casos por los que llegue a ser necesario cortarle las uñas:

- Para evitar heridas. Un gato puede arañar jugando, por un enfado o incluso involuntariamente, pero se recurre a esta medida para evitar daños. Esto se puede evitar si el felino es educado desde pequeño.

- Para proteger el mobiliario del hogar. Los gatos suelen rascar los muebles con las uñas. Si tienen las uñas largas, les molestan y es por ello rascan lo que está a su alcance. Si no quieres que esto suceda y no quieres recurrir a un corte de uñas, debes educarlo desde pequeño y que se acostumbre a usar un rascador en lugar de los muebles.

Si tienes cualquier duda, en La Chopera Hospital Veterinario disponemos de personal especializado al cual puedes recurrir.

haz clic para copiar mailmail copiado