A lo largo de nuestra dilatada experiencia como clínica veterinaria en Alcobendas, hemos atendido todo tipo de dolencias y enfermedades que sufren las mascotas, desde un resfriado hasta problemas mayores que han requerido una intervención quirúrgica.

Las personas que poseen un perro seguro que saben que estos animales también sufren resfriados pero para los que no están muy familiarizados con las mascotas quizá esta información les sorprenda. En este post y aprovechando nuestra experiencia como clínica veterinaria en Alcobendas, queremos hablarte de un gesto muy “humano” que también tienen los perros y que seguro no sabes todos los significados que puede tener. Porque, ¿qué hay tras el estornudo de un perro?

Como comentábamos, los perros pueden estornudar porque se encuentran resfriados. Como nos ocurre a nosotros, tos, estornudos y mucosidad son síntomas claros de un catarro.

Hay ocasiones en las que los canes pueden estornudar con frecuencia y esos estornudos vienen acompañados de mucosidad excesiva y ojos irritados. En estos casos, lo más probable es que nuestro perro esté sufriendo una alergia. Polen, ácaros, productos de limpieza son algunos de los elementos a los que los perros pueden tener alergia.

Otra causa que puede provocar los estornudos de un perro es la presencia de obstáculos en las vías respiratorias. Barro, hierba o cualquier otra sustancia a la que hubiera acercado el hocico puede provocar su estornudo.

Y por último y quizá la más desconocida de las causas de estornudos de los perros: la excitación. Muchos perros estornudan repetidamente cuando se alegran, están jugando, ven a su amo…  La excitación que sienten en esos momentos encuentra en el estornudo otra manera de expresarse.

En La Chopera Hospital Veterinario te recomendamos no alarmarte ante los estornudos de tu perro salvo que sean muy constantes y excesivos. En ese caso, lo mejor es que te acerques a nuestra clínica para que nuestro gran equipo de profesionales realice un reconocimiento a tu mascota.